viernes, 6 de enero de 2012

Cronología playera

Antes que nada muy buen año para todos especialmente para la gente que me conoce, me quiere, me leen, me banca y siempre viene con buena onda. 
A los que no entienden los chistes, los que dicen que discrimino o boludeces por el estilo, también les deseo un muy feliz año y les aviso que pueden ir haciendo fila para chuparme un huevo... si con eso no se conforman pueden sacar un cupón de 2x1 en Groupon y chuparme los dos huevos al precio de uno.

Ahora si, como muchos saben, al igual que el año pasadome fui a pasar el año nuevo a Mar del Plata con mis amigos y la familia de mi estimado amigo el Turco. Como buen observador estas mini vacaciones de 3 días me dejaron mucho para plasmar.


En esta oportunidad no voy a hacer un tradicional post de playa con las cosas típicas que suceden, como por ejemplo ir saltando hasta la orilla como un pelotudo porque te estás quemando los pies con la arena a 43º. (para eso les recomiendo este POST o la película “Balnearios” de Mariano Llinas)

Esta vez intenté describir de forma cronológica las etapas que se sufren en el ámbito playero... este es el resultado:

Prenatal: la mujer va a la playa con algo símil camisón para cuidarse del sol, alquila carpa o se compra iglú. Se pone FPS 90 y queda más blanca que la teta de una anciana alemana. El marido-novio-concubino trata de satisfacer sus necesidades para que este cómoda mientras mira el diario.

De 0 a 1 años: la criatura es untada con un FPS 90 para ser expuesto al sol pero no más de 30 minutos, el resto del tiempo el crío juega bajo la sombra con un sonajero lleno de arena que lengüetea cual helado.

De 2 a 4 años: la criatura es untada con un FPS 70 y expuesta al sol por periodos más largos pero siempre evitando la hora critica de 12 a 16hs. El niño pasa por una edad lúdica y de experimentación lo cual lleva a los padres a depositarlo en los charquitos de agua tibia que se forman en la playa para que el nene chapotee en ese meo de ballena.

De 4 a 6 años: el tema lúdico aumenta y se vuelve complicado untarlos con el FPS porque se la pasan corriendo. Empiezan con el meneo de palita y rastrillo desparramando arena a los ojos de varias víctimas. A la hora del chapoteo se recurre a los salvavidas en los brazos por un tema de seguridad.

De 7 a 9 años: el tema arena evoluciona y se transforma en la construcción de castillos medievales o en pozos insondables. Cada tanto algunas corridas y gritos como “PAPÁ PAPÁ LLEVAME A LO HONDOOO!!” mientras el padre intenta terminar armar el iglú playero que compró con instrucciones en taiwanés básico.

De 10 a 13 años: entra la etapa del pendejo canchero el FPS ya no importa y terminan rojos "kanikama" o "palitos de la selva" por el sol. La innovación a esta edad es el uso de los barrenadores (estos también son usados por los padres en lapsos de regresión).

De 14 a 16 años: las señoritas ya están voluminosas y los pendejos con un cartucho de Actimel a punto de ser lanzado por el pene. En esta etapa las niñas se hacen las ladys mientas escuchan a Justin y los pibes se hacen los boludos implementando el uso del snorkel y antiparas para ver y tocar culos bajo el agua.

De 17 a 20 años: los niños que nos tiraban arena ya crecieron, cortaron el cordón y ahora son jóvenes de la sociedad. Se manejan en grupos para ir a la playa donde practican fulbito, paleteo o deportes extremos como mirar culos sin tener una erección. Por la noche siguen la joda en algún boliche de onda.

De 21 a 25 años: la vacaciones ya son con amigos y sin familia, la libertad es casi absoluta y las ansias de joda también. A la playa se suele ir con mate como excusa para entablar relaciones o con heladeritas llenas de alcohol.

De 26 a 30 años: los que están de novios se van en pareja y se la pasan garchando, la playa es lo de menos. Los solteros siguen con planes similares a los de 21 a 25 años. Muchas veces se coordina para encontrarse con amigos o de vacaciones varias parejas.

De 31 a 40 años: empiezan a notar que la vida es cíclica y viven las mismas etapas que de 0 a 20 años pero esta vez con el rol de padres, como los que arman el iglú o clavan la sombrilla.

De 41 a 60 años: empiezan a tener un poco de paz y la playa es un lugar de relajación, mates van mates vienen, churros rellenos y bañados en chocolate que causan pataletas al hígado. Se dedican a hacer sociales con un matrimonio amigo mientras los chicos juegan y también aprovechan para leer.

De 61 al fin de sus días: las señoras van a la orilla con sillitas porque después no las levanta nadie, aprovechan cuando viene la ola y les tapa la cotorra para hacer un pis en el mar. Otra actitud es levantar agua con las manitos y pasársela por el cuerpo. Lo hombres se vuelven adictos al tejo y hacen torneos de una violencia inaudita... se calcula que mueren 3 viejos por año debido a los tejazos en la cabeza.



Primero la foto para el relax, como siempre.



Luego miren esta genialidad que alguna vez me paso mi gran amigo Turquish


Buen finde!


15 comentarios:

María Beatriz dijo...

Jhajahajaja!!! Buenísimo post!!
Me encantó!!XD

Que lindo el mar! Lástima que queda tan lejos de Río Ceballos...

Me alegro que lo hayas pasado bien :)

Un beso
Maribe

Eli dijo...

¡Cálculo milimétrico genio! Me hiciste acordar a las tardes barrenando con mi viejo en Mar de Ajó (sí, mi viejo era de los regresivos que te sacan la tabla para barrenar ellos).
Igual, las ganas de estar tirada cual lagarto en la arena tomándome unos mates ¿cómo mierda me las saco ahora, EH?

¡Besotes Pelao! :)

♪♫♪♪♫ dijo...

Vos sos genialidad!

Nay dijo...

Excelente!!

Ahora que tú has puesto todo tan claro, no necesito ir a la playa -a pocos metros de mi casa- para formar teorías xD!
[la verdad es que no tengo tiempo de ir... la puta universidad me ha atrapado y no me soltará en un buen tiempo T_T]

dissors dijo...

Creo que de los 0 a los actuales 22 siempre hice lo mismo, cuando alguien me aproxima al mar cierro los ojos y grito.
Me da mucho vertigo, asi que algun dia tendrias que hacer un apartado para la gente con costumbres extrañas como la mia.
Vos fijate, es la era de la inclusiòn.
Ponete las pilas.

Sandra Montelpare dijo...

genial, Petard! yo he llegado a tocar fondo haciendo lo que tanto critiqué en mis padres "Vengan más para acá, no se vayan tan adentro " gritando comounalocaaaa! cuando tenían entre 7 y 10. Ir con bebes a la playa es un enchote: llevás cosas como una mudanza, te podes quedar poco tiempo y volvés blanco teta porque no te podés tirar a tomar sol. Ahora que ya están grandes, es un gran momento playeril si no fuera porque ya me empezaron a decir "Es un quemo ir con vos de vacaciones, mamá" taquelosparió o sea yo.

Clara dijo...

el 'video clip' es de una genialidad absoluta!!! agradecele al Turquish el hallazgo.

lidiaazul dijo...

Yo stoy en la etapa de la sillita sino no me levanta nadie. Y tengo otras lindesas, como por ej: si una ola te golpea en la rodilla chau verticalidad! o sea un bajon total. Lo bueno es que puedo disfrutar bajo la sombrilla sin querer "quemarme" para estar pipi cucu. ahora pantalla solar y mirar el mar que siempre es un placer.

Marta ("Como en un cuento"/"La cocina de las pinuinas") dijo...

Yo también anduve algo descnectada, aunque por desgracia no tan comodamente cmo tú en la playa!!! jajaja Aquí es invierno, y tú me acabas de meter la morriña de mi familia en Mar de Plata en el cuerpo!!! Te deseo un feliz año, y espero seguir leyendo tus genialidades que a mi, si me gustan y me hacen gracia! Y a todos esos criticos que dices, que les den no? Un besote desde el otro lado del charco!!! Che Gallega!!! jajajaja Muaccckkk

lidiaazul dijo...

Error: lindeza y horizontalidad, burra soy!

El Viejo dijo...

Sabias palabras Petardo. A mi edad las bochas pesan más que dos tanques australianos.

vero mariani dijo...

jajajaja sos lo maaaaaaaaaaaaaaas! feliz año nene!

Lola dijo...

jajajja Petardo, me hiciste reir, muy buen post y feliz año nuevoooo (un poco atrasado ya...)

Zeithgeist dijo...

JAJAJAJJA es geniaaaal! lo que sí, debo aclarar que De 41 a 60 años se la pasan reputeando a los querubes q les llenan de arena el sanguche de milanga, las ojotas, la malla, los ojos, los dientes postizos.. todo.
Y por supuesto, revierten el deporte extremo de mirar culos sin que se les pare: ahora miran culos y hasta tocan al pasar rogando a diosito que se les ponga al menso un poquitin tiesa.
Por su lado, las mujeres de esa edad se dedican a opinar de lo mal q esta el mundo ante cuanto culo enfundado en diminuta biquini se les cruza, y joden a todos los vecinos de playa al grito de: PONETE PROTECTOOOR QUE EL SOL DA CANCER!!!

Sophie dijo...

Jodeme que encontraste el origen de esa canción que todos los boludos cantábamos al ir a la playa!


Por otro lado, muy bueno el post, me cagué de risa.