jueves, 13 de agosto de 2009

Rutina neutra

Mabel fue a tomar una ducha, abrió el grifo, dejo correr el agua, desprendió su botón, bajo su cremallera, quedo en pantaletas frente al espejo.
Miro su rostro, mientras el espejo se empañaba, lucia un listón purpura con degrade morado y barba de 2 días, se rasuro en el lavabo y evito la barbarie de la barbería, pero tapo el fregadero y agendo llamar al fontanero.
Se quito el sostén, soltó los senos, luego las bragas y lanzo los calcetines, miro el retrete con ganas de pis, respiro profundo y emano un gas, pareció ser la llamada para algo mas, jalo el botón del excusado, se limpio el trasero con las caricaturas del periódico, y salto a la ducha.
Su apartamento era modelo, el closet de ensueño, se preparo para ir a la compañía, sostén y calcetas limpias, falda y camiseta, tomo sus gafas, los pendientes, la chaqueta, la maleta y un bolso con el traje de baño ya que mas tarde iría a la piscina.
Antes de salir puso la tetera para una infusión, ansiosa abrió la nevera y tomo un refresco de fresa, le recordaba la preparatoria, se fijo que la soda fuera de dieta y cerro el refrigerador, no se preocupo por la tetera mas luego pasaría por la cantina.
En el centro comercial pidió lo habitual, una malteada, un emparedado de jalea y mantequilla, de cortesía le dejaron rosetas de maíz y cacahuates, luego llamo al cantinero y pago la cuenta.
El día en la compañía se hizo largo, pero tenia el alivio de la piscina, no era su día y camino a ella se quedo sin gasolina, pensó y la gasolinera mas cerca estaba fuera del condado, pidió un aventón y hombre freno, era un ebrio adulador con cara de canica, se notaba que venía de los bolos por la bola de boliche en el asiento trasero del coche, se sintió incomoda, noto que era un sinvergüenza y se bajo, tomo su bolso del maletero, por las dudas memorizo la matricula.
Rento un carro para evitar el autobús, paso el tiempo escuchando radio, tomo una paleta con centro de goma de mascar.
Cansada de tanto desorden paso por la confitería, llamo al mesero moreno y se dio la panzada, pidió, tocino, frijoles, filete, patatas con aderezo, un hotdog, el postre sorbete de plátano y pastel, luego rento un video en la tienda.
Al fin llego al edificio, el portero la saluda afectuoso pero sin sujetarla y abre la puerta del elevador mientras habla de baloncesto.
En su apartamento chequeo las llamadas, puso la lavadora, tomo su medicina, cogió dos cobijas y un cojín, durmió y espero otro día como marmota.

Ella es Mabel, ojo con fantasear!




4 comentarios:

pobreaburrida dijo...

Si tuviese tiempo, bajo tu autorización, claro, me pondría a traducir al argentino todo ese texto. Pero no tengo tiempo. Lo que sí tengo es un parcial en 3 horas y media y, en vez de estar dando vueltas por los blogs, debería estar repasando... Pero bueno... lo que a una la hace feliz... no puede estar mal.

Saludos!

Diego dijo...

Pamplinas joven maravilla

Gise dijo...

Que horror esa foto :S

Manchero dijo...

El perro estaba durmiendo al lado mío y se despertó asustado del cago de risa que me pegué, jajajajaja